SP Soluciones Agrícolas consigue tarrinas para berries cien por cien sostenibles

Hace cuatro meses, SP Soluciones Agrícolas se lanzó a la transformación de tarrinas de cartón y papel para frutos rojos. Hoy da un paso más hacia la sostenibilidad al cerrar dichos envases con mallas elásticas biodegradables, consiguiendo que sean 100% respetuosas con el medio ambiente.

“Nuestras tarrinas de cartón y papel están teniendo muy buena acogida entre los agricultores de Huelva, pero nos encontramos con el obstáculo de que su cierre también fuera sostenible”, explica José Manuel Pecero, director comercial de SP Soluciones Agrícolas. “Afortunadamente, pronto dimos con una empresa fabricante de mallas elásticas biodegradables anaeróbicamente y conseguimos sortear el obstáculo”, añade.

Estas mallas están fabricadas con la primera poliamida capaz de degradarse por acción biológica. De hecho, hace sólo un año que empezaron a fabricarse. Con apenas medio gramo de material es posible envasar hasta un kilo de fruta. Además, se pueden fabricar de diferentes dimensiones, para utilizarse con todos los modelos de envases existentes en el mercado. La capacidad elástica de las mallas consigue que la fruta envasada ni se apriete ni se marque.

Con el suministro de estas tarrinas para frutos rojos 100% sosteniblesSP Soluciones Agrícolas continúa trabajando en la línea del respeto al medio ambiente. Desde hace años se desarrolla en áreas como el control biológico de plagas o la comercialización de productos residuo cero, entre otras.

Aenor y Adilac se unen para mejorar la vida de los más de 13 millones de personas intolerantes a la lactosa

El sello “NO LACTOSA” de Adilac, creado en 2016, se ha convertido en un referente de información de productos para los consumidores que padecen intolerancia a la lactosa.

Aenor ha realizado una alianza con la Asociación de intolerantes a la lactosa (Adilac) con el fin de evolucionar su sello de recomendación “NO LACTOSA” en un sello certificado y respaldado por un esquema robusto que ofrezca garantías y confianza al consumidor, de cara a afrontar las nuevas exigencias que los consumidores demandan. 

Esta realidad ha motivado a las dos entidades a unirse, ya que los nuevos criterios de calidad y seguridad alimentaria que exigen los consumidores, obligan a las empresas a aumentar la transparencia técnica y la ética. Desde aspectos como el origen de los alimentos que consu­men, hasta el comportamiento de los productores de alimentos en ámbitos como el respeto y cuidado de los ani­males destinados a la producción de alimentos en todas las fases de producción, desde la granja hasta la mesa.

Es por ello que Adilac, una entidad dedicada a informar y educar sobre la regulación, los productos, temas científicos y estilo de vida relacionados con la intolerancia a la lactosa, ha querido dar un paso más allá con la creación del sello NO LACTOSA, una iniciativa que se alinea con la publicación de la recomendación de la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (AECOSAN) sobre el uso de las menciones “sin lactosa” que acredita la ausencia de lactosa por debajo del 0,01%, y “bajo contenido en lactosa”, que se establece en productos con el límite establecido en el 1%.

La marca “NO LACTOSA”, registrada en España, la Unión Europea, Estados Unidos, China, entre otros países, identifica los productos que no contienen lactosa y garantiza que aquellos que lo incorporan cumplen con la certificación previa de un laboratorio independiente acreditado, uno de los requisitos exigidos por Adilac en su reglamento de uso.

Récord de producción de cereales en las zonas húmedas frente a casi mínimos históricos en las zonas secas

Técnicos especialistas de INTIA en cultivos extensivos han presentado el pasado 1 de agosto en Evena, ante un nutrido grupo de representantes de sus cooperativas socias, el balance de la campaña de cereales y las recomendaciones de variedades para 2019/2020.

La sociedad pública INTIA  elabora esta información a partir de los datos recopilados en los diversos ensayos que realiza desde hace ya 38 años en distintas fincas de la geografía navarra. Este año, ha cosechado más de 4.000 microparcelas en los ensayos de variedades de trigo y cebada ubicados en Falces, Berriosuso y Olite.

Durante el encuentro se han repasado las incidencias climáticas y fitopatológicas (enfermedades, plagas y malas hierbas) que han influido más en estos cultivos. Como viene siendo habitual en todas las campañas, ha sido el clima el que ha determinado las diferencias finales de producción entre las zonas húmedas y secas. Así, en las zonas semiáridas y áridas de Navarra los descensos de producción han sido muy acusados, con valores de cosecha estimados en estos momentos entre 900 y 3.000 kg/ha, siendo este el segundo año de producciones más bajas desde que se registran datos. En la zona media navarra se han obtenido valores de producción semejantes a otras campañas. Sin embargo, en las zonas húmedas, superando todas las expectativas, este ha sido un año récord de producción: las producciones en la Baja Montaña han sido muy elevadas, tanto en trigo como en cebada, superando la media ampliamente los 6.000 kg/ha.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora